logo
acreditacion

separador analisis2

LÍNEA DE APOYO AL PREGRADO

 

PROYECTO INTERINSTITUCIONAL PUC0410

 

DESARROLLO Y EVALUACIÓN DE UN PERFIL COMÚN DE LOS EGRESADOS DE LAS ESCUELAS DE MEDICINA DE CHILE

 

Universidades Asociadas
Pontificia Universidad Católica de Chile (Universidad Coordinadora)
Universidad de La Frontera
Universidad de Chile
Universidad de Concepción
Universidad de Santiago
Universidad Católica de la Santísima Concepción
Universidad de Valparaíso

 

DESCRIPCIÓN DEL PROYECTO 

El propósito de este proyecto es producir un conjunto de instrumentos que tendrán un impacto significativo en la enseñanza de medicina en el país. Las características de dichos instrumentos hacen que no sólo sea conveniente, sino indispensable, el contar con la participación del máximo número de escuelas de medicina. Cualquier otra forma de producirlos invalidaría los instrumentos.

 

Es precisamente el costo de funcionamiento que implican estos grupos de trabajo una de las razones por las cuales las escuelas de medicina no habían avanzado más en esta área.

 

Se trata de instrumentos de consenso, que requieren la integración de grupos de trabajo en que estén presentes representantes de cada escuela. Ninguno de los instrumentos descritos se considerará terminado si no tiene la aprobación consensuada de todas las escuelas. En este proyecto, este consenso se logrará al interior de los grupos de trabajo o en seminarios más masivos, según el objetivo de que se trate. Los documentos terminados serán socializados además al interior de cada escuela, antes de darles su aprobación final.

 

Dos antecedentes garantizan que la coordinación funcionará adecuadamente. El primero es la experiencia conseguida durante la construcción del Examen Médico Nacional. Ese proceso, aunque de escala menor al planteado en este proyecto, permitió establecer los contactos necesarios entre escuelas, consolidar las confianzas y establecer mecanismos probados de participación y consenso, así como aplicar procedimientos simultáneamente a lo largo del país. El segundo es que este proyecto se presenta con el patrocinio de ASOFAMECh, organización a la que pertenecen 9 de las 11 escuelas que forman médicos en la actualidad, incluyendo a todas las más antiguas. Este proyecto forma parte de un conjunto de iniciativas que ASOFAMECh ha desarrollado recientemente para asegurar la calidad del proceso de formación de médicos en Chile. Entre ellas destacan el inicio del proceso de acreditación de las Escuelas de Medicina de Chile y el Examen Médico Nacional.

 

Desarrollar un Perfil Común del Egresado de la Carrera de Medicina en Chile.

El perfil de egreso de una Escuela de Medicina describe las competencias que debe haber alcanzado un estudiante al completar el programa de estudios. Este documento sirve de guía para el diseño de los objetivos específicos a lo largo del programa y para diseñar las actividades que efectuarán los estudiantes para cumplir dichos objetivos.

 

Todos los médicos chilenos, independientemente de la Escuela en que se formen, deben ejercer la medicina en las condiciones epidemiológicas propias del país bajo una común organización de salud. Resulta evidente la conveniencia de que las Escuelas de Medicina chilenas identifiquen, perfeccionen y compartan explícitamente, el núcleo común de formación, apropiado a estas condiciones particulares, al cual puedan agregar características específicas que confieran a cada Escuela su sello o énfasis particular. Así lo han entendido varios países, que han desarrollado perfiles nacionales. Es importante recalcar que este proyecto no tiene como propósito uniformar los currículos, ya que el perfil común representará sólo las características troncales (core curriculum en la literatura anglosajona) Las Escuelas son completamente autónomas al momento de agregar las características distintivas que cada una estime deseables.

 

Para construir el perfil que proponemos en este proyecto, deberemos precisar las características del perfil de cada Escuela de Medicina de ASOFAMECh, identificando aquellas características comunes. El principal perfeccionamiento que proponemos, es lograr que el perfil sea pertinente a las necesidades del país, para lo cual es necesaria una participación amplia, que incluya representantes del sector académico (autoridades, profesores, estudiantes, agrupaciones científicas), del sector de usuarios (organizaciones de pacientes y los principales empleadores: Ministerio de Salud, Municipalidades y Programas de Formación de Postítulo), así como del sector profesional (Colegio Médico y egresados). Como consecuencia de la participación de estos actores externos a las Escuelas, esperamos incorporar nuevos elementos al perfil, que contribuyan a adecuar en mejor medida la formación profesional a las necesidades de los usuarios. La incorporación de nuevos elementos se obtendrá, además, al revisar las características descritas en instrumentos similares de otros países.

La principal utilidad del perfil será contribuir a la revisión de las competencias que las Escuelas de Medicina planean para sus egresados, lo que servirá como motor de la reforma curricular en cada institución. Un ejemplo de la probable repercusión que tendrá este perfil se puso de manifiesto durante la selección de preguntas para el EMN. Se pudo comprobar que la causa más importante de rechazo de ellas (36,5%) fue que indagaban respecto a conocimientos complejos, que a juicio de los representantes de las Escuelas, deben ser enseñados en el postítulo y no en el pregrado. Por ejemplo, algunas preguntas se referían al tratamiento de tipos específicos de cáncer, enfermedades que deben ser tratadas por especialistas y que cambian rápidamente, por lo que los conocimientos detallados que pueda adquirir un estudiante son inútiles. La opinión vertida durante el desarrollo del EMN es muy valiosa, ya que incluyó la de autoridades de las Escuelas y la de especialistas de cada Escuela en los temas de las preguntas. El hecho que estas preguntas hayan sido enviadas, demuestra que los temas complejos son exigidos en la actualidad, recargando los programas de estudio. Otro ejemplo de falta de definición clara de competencias en nuestras Escuelas, es la discordancia entre el predominio de la formación práctica de los estudiantes en el medio hospitalario, en circunstancias que la mayor parte de las actividades de los médicos recién egresados ocurre en el medio extrahospitalario, en el que tienen escaso entrenamiento. Por ejemplo, los estudiantes tienen amplia experiencia en el tratamiento intrahospitalario de la descompensación de un diabético, pero mucho menos experiencia en el manejo de los pacientes que están compensados, incluyendo por ejemplo, las medidas de prevención de descompensaciones.

 

La definición del perfil profesional del egresado de medicina de Chile contribuirá a:

1) Rediseñar los currículos de las Escuelas de Medicina sobre la base de las competencias de los egresados, necesidad de la que existe plena conciencia, descargándolos de temas complejos que los sobrecargan, así como ajustando el entrenamiento práctico a los ambientes en que los estudiantes se desempeñarán al egresar,

 

2) Diseñar un currículo más ajustado a las necesidades de los usuarios,

 

3) Precisar los contenidos comunes a evaluar en un Examen Médico Nacional,

 

4) Diseñar material pedagógico nacional ajustado a las competencias troncales

 

5) Planear la formación de postítulo, ya que explicitará las características del egresado que ingresará a sus programas

 

6) Planear las responsabilidades que entregarán los empleadores a los egresados, pues describe las competencias exigibles, 7) Guiar a las nuevas Escuelas de Medicina en el diseño de sus currículos,

 

8) Desarrollar los procesos de regulación de las nuevas Escuelas y de acreditación de las antiguas, ya que describirá con detalle las competencias mínimas que deben desarrollar los programas de estudio,

 

9) Facilitar la movilidad horizontal entre Escuelas, al disponer de competencias comunes explícitas,

 

10) Facilitar la movilidad de estudiantes y egresados desde y hacia el extranjero, al describir las competencias mínimas.

Perfeccionar y consolidar un Examen Médico Nacional mediante la creación de un Banco de 1.000 preguntas ajustadas al perfil descrito.

 

El EMN es un instrumento que construyó ASOFAMECh para evaluar de manera objetiva e independiente los conocimientos clínicos y algunas habilidades de razonamiento clínico de los egresados. Los principales objetivos de este examen (ver Anexo 2 F) son:

 

1) Aportar a la Sociedad una forma objetiva de comparar conocimientos de los médicos que inician su ejercicio profesional en Chile.

 

2) Entregar información objetiva a las escuelas de medicina respecto a los conocimientos finales de sus egresados, con el fin de corregir eventuales falencias en áreas fundamentales.

 

El examen incluye 180 preguntas sobre aplicación de conocimientos de carácter clínico, que abarca las principales áreas de la medicina en proporción a su presencia en los currículos de las Escuelas (Medicina Interna, Cirugía, Pediatría, Obstetricia y Ginecología, Psiquiatría, Otorrinolaringología, Oftalmología, Dermatología y Salud Pública).

 

Para elaborar el examen se solicitó a cada Escuela el mismo número de preguntas sobre cada tema. Estas preguntas fueron evaluadas una a una por dos grupos formados por representantes de todas las Escuelas. El primer grupo las evaluó desde el punto de vista formal y técnico, el segundo lo hizo desde el punto de vista de sus contenidos, especialmente en su pertinencia al nivel de pregrado. Las preguntas fueron aprobadas por consenso. Para contribuir a consensuar el nivel de profundidad de las preguntas, se utilizó el borrador de Perfil de Conocimientos de las Escuelas de Medicina, mencionado en 2.4.3 y disponible en http://www.emn.cl/contenidos.html.

El desarrollo del EMN incluyó dos exámenes piloto efectuados en los años 2001 y 2002. El año 2003 se efectuó la primera versión válida, que rindieron 762 egresados, cifra que constituye el 96,1% los egresados de todas las Escuelas de Medicina del país, incluyendo aquellas que no pertenecen a ASOFAMECh, que participaron voluntariamente. Los resultados fueron adecuados desde el punto de vista estadístico, discriminando tanto entre un individuo y otro como entre ciertas especialidades de una escuela con otra.

 

Fundamental para el funcionamiento del EMN es un Banco de Preguntas, clasificadas por áreas (Medicina, Cirugía, etc) y otras características que facilitarán la construcción de exámenes comparables a lo largo del tiempo. Además se asigna a las preguntas un tiempo estimado de obsolescencia. Por ejemplo, se asigna un tiempo de vigencia de 5 años a una pregunta de semiología clínica y de sólo un año a una que involucre un determinado antibiótico, tratamiento que puede cambiar rápidamente. Esta clasificación permitirá una revisión programada de la vigencia de las preguntas.

 

Si bien ASOFAMECh considera que el EMN es un instrumento de gran trascendencia para la Medicina en Chile, su situación actual es precaria, ya que durante el año 2003 sólo se logró incorporar 180 preguntas al Banco, luego de revisar 575. Esto se debió a la complejidad del proceso necesario para asegurar que los temas y la profundidad de las preguntas sean los adecuados para los egresados de todas las Escuelas, a que la participación de los profesores en los diferentes grupos de trabajo es voluntaria y a la escasez de fondos necesarios para financiar los viajes y estadía que requiere el proceso.

 

Para asegurar la continuidad del EMN es necesario alcanzar una masa crítica, que estimamos en 1.000 preguntas, que permita evitar contingencias relacionadas a disponibilidad de fondos y a disponibilidad tiempo de los profesores. Ese número de preguntas permitirá su continuidad indefinida, puesto que la labor de mantención del Banco es muy inferior a la de su creación y puesta en marcha. ASOFAMECh está en condiciones de financiar esta labor de mantención, no así su puesta en marcha.

La viabilidad del EMN significará asegurar una base sólida y objetiva de evaluación independiente de los resultados del proceso de formación de las Escuelas de Medicina del país, lo que permitirá entregar información:

 

1) A las Escuelas para evaluar los cambios currriculares o metodológicos que ellas efectúen,

 

2) A los empleadores respecto de la competencia de cada egresado

 

3) A los postulantes a las Escuelas,

 

4) A los organismos acreditadores.

 

5) Al público y la sociedad.

 

Además, este examen podría contribuir a la evaluación de los médicos extranjeros que ingresan para ejercer en el país, aportando un sistema estandarizado de aseguramiento de calidad a profesionales que inmigren como consecuencia de nuevos tratados internacionales, facilitando así la movilidad hacia Chile de buenos profesionales.

 

OBJETIVOS

 

Objetivo 1.

 

Redactar el documento Perfil del egresado de las Escuelas de Medicina de Chile.

 

Para ello se formará una Comisión de Perfil formada por cinco integrantes que redactarán documentos que serán perfeccionados con la participación amplia de académicos, estudiantes, egresados, empleadores, organizaciones de pacientes y expertos extranjeros. El documento final será difundido ampliamente al interior de las escuelas para promover el cambio curricular; siendo además publicado en una revista de circulación nacional.

Objetivo 2.

 

Redactar el documento Recomendaciones metodológicas para desarrollar las competencias de los egresados de las Escuelas de Medicina de Chile.

 

Este segundo documento tiene el propósito de contribuir a que las Escuelas implementen de la mejor forma posible los cambios curriculares basados en las competencias descritas en el Perfil. Éste será redactado por la Comisión de Perfil junto a un grupo nacional de expertos en metodología docente, y recibirá el aporte de académicos, estudiantes y expertos internacionales. El documento final será difundido ampliamente al interior de las escuelas para promover el cambio curricular; siendo además publicado en una revista de circulación nacional.

Objetivo 3.

 

Redactar el Documento Metodología empleada para desarrollar el perfil del egresado de las Escuelas de Medicina de Chile. Considerando que otras disciplinas universitarias podrían beneficiarse de la experiencia obtenida durante el desarrollo de esta parte del proyecto, la Comisión de Perfil redactará este tercer documento, que describirá el proceso, sus fortalezas y debilidades y será publicado en una revista de circulación nacional.

Objetivo 4.

 

Efectuar un curso de capacitación en redacción de preguntas adecuadas para el EMN en cada Escuela de Medicina de ASOFAMECh.

 

Este curso tendrá como propósito mejorar la eficiencia en la generación de preguntas al interior de las Escuelas. .

 

Objetivo 5.

 

Generar un Banco de 1.000 preguntas que cubran las especialidades evaluadas en el EMN.

 

Para lograr el Banco con la masa crítica de preguntas que permita la continuidad del EMN, se solicitarán preguntas a todas las Escuelas, las cuales serán evaluadas y clasificadas por dos Comisiones formadas por académicos de todas las Escuelas pertenecientes a ASOFAMECh.

Objetivo 6.

 

Desarrollar el soporte tecnológico adecuado para organizar el Banco de Preguntas.

 

Se desarrollará el soporte tecnológico adecuado para lograr en el futuro un trabajo eficiente de matención del Banco de Preguntas.

 

DIRECTOR DEL PROYECTO EN UNIVERSIDAD DE LA FRONTERA

Dr. Eduardo Hebel Weiss, Decano, Facultad de Medicina, Universidad de La Frontera

 

FINANCIAMIENTO TOTAL DEL PROYECTO

(en pesos)

 

AÑO

APORTE EN DINERO

Año 1

79.620.000.-

Año 2

133.568.000.-

TOTAL

213.188.000.-